barras-de-cantina

Sin categoría

De historias de cantina y recuerdos que contar

25 Sep , 2017  

Viejas, nuevas, hípsters, con historia, de película y por muchas otras cosas, las cantinas son un clásico que nunca pasará de moda. Desde hace poco la onda hípster se ha encargado de darle estatus a estos lugares que habían sido olvidados y desplazados por los bares de “moda”.

Esta cultura –a la que puedes amar u odiar-, surgió trayendo consigo un remolino de críticas en las que se encontraba inmerso el intento de definir de qué se trataba y cómo podía distinguirse. Hoy en día entendemos y distinguimos a uno que otro seguidor –por llamarlo de alguna manera- de esta nueva corriente. Bueno, pues la nostalgia por el pasado y la insistencia por preservar la cultura de nuestro país, hizo que ésta reviviera el anhelo y el fulgor de lo que alguna vez fueran las cantinas.

Y es que, seamos realistas, quién no ha tomado una cerveza y pasado una tarde de amigos en una de estos tradicionales chiscones. En películas viejas, como la típica de Pedro Infante –esas que todavía puedes ver en blanco y negro cada domingo- o en nuevas como “Coyote Ugly”, todavía puedes ver la típica charla en las barras de cantina.

En la Ciudad de México, las cantinas son un clásico de la Revolución y muchas de ellas cuentan la historia de nuestro país; en el centro de la ciudad puedes encontrar un tour por las más emblemáticas y, por qué no, tomarte una cerveza mientras disfrutas del lugar. Algunas de éstas ofrecen botana –en la mayoría se trata de comida- gratis con la compra de cierto número de cervezas, así que no hay pierde sobre qué y dónde comer, pues aquí también encuentras una gran variedad de alimentos.

gello-salvatore

La revista Chilango, afirma que este tour por las mejores cantinas de la ciudad era parte del programa cultural del Gobierno del Distrito Federal, pero con el cambio de administración ahora es parte de la Secretaría de Cultura. El propósito es el mismo, dar a conocer parte de la historia de nuestra hermosa ciudad y crear muchas historias como se han hecho con el paso del tiempo en estos lugares de diversión, historia y perdición.

La tradición de ir a estos lugares se ha ido perdiendo con el tiempo, pero distribuidores como Gello Salvatore –quienes han instalado y recuperado barras en muchos de estos lugares- tienen un sinfín de historias que contar, te quedarías con la boca abierta. Mientras negocios como estos perduren, lo hará la historia de lugares como estos pues todo quedará en la memoria de quienes hemos estado en este tipo de lugares.

¿Cuál ha sido tu mejor experiencia en una cantina? Contemos historias y compartamos momentos, escribe todo en la caja de comentarios y no olvides compartir esta y todas nuestras recomendaciones en redes sociales.

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

www.000webhost.com